camiseta messi mexico manga larga

Pero el polaco es de los que rompe porque siempre tiene la caña preparada, de disparo rápido en una escuadra poco acostumbrada al chut y más dada al deleite de la autosatisfacción. Poco después, un Raphinha que había estado poco afortunado en el regate, se sacó un disparo espectacular y anotó el 1-0 en el minuto 25. Esa magnífica ejecución quedó empañada un tanto empañada por la gran asistencia de gol que le hizo Militao, equipacion manchester city el defensa brasileño de los merengues se confundió o tal vez pensó que estaban jugando con la selección carioca y que Raphinha era su colega.