comprar camiseta messi mexico nio

Tan seria, estudiosa y disciplinada, con las mejores notas de su clase, hija de un general y con una única pasión que nadie podía explicarse: el rugby. No respondía a tu personalidad, ni tampoco que dejases de estudiar en vísperas de un partido para hacer cien kilómetros en autocar y dar los primeros auxilios a una pandilla de gamberros que corrían detrás de una pelota ovalada –replica Andy, todavía de pié, relajado y cordial-.